Con aceite de coco, de almendras, de oliva y aceites esenciales, mes a mes fabricamos modelos nuevos por lo que cada jabón es único físicamente. Ultra hidratantes. Hechos artesanalmente a través de saponificación en frío, todos reposan durante cuarenta días hasta que su proceso de secado finaliza y su Ph (7) se adecúa a las necesidades de la piel.

Carbón activado con semillas: El carbón activado, tan popular desde hace un tiempo, en realidad no es una novedad ya que sus primeros usos datan de 1550 antes de Cristo en Grecia.  Es un producto poroso de origen vegetal con la cualidad de absorber toxinas. Tiene propiedades exfoliantes, combate las impurezas y la grasitud de la piel, afina los poros y elimina las células muertas.

Spirulina y semillas: La spirulina contiene vitamina A, E, hierro, calcio y fósforo. Actúa como un poderoso antioxidante de la piel, retrasando los primeros signos de envejecimiento de la piel, devolviendo a su vez tersura, nutrición e hidratación. A su vez tiene propiedades desintoxicantes, permitiendo la aceleración de la renovación de las células.

Avena: Con propiedades calmantes y antinflamatorias, la avena disminuye irritaciones en la piel, alergias o picores. Elimina las células muertas, exfolia, limpia, nutre y cuida la piel reseca o sensible. Regulariza el pH, evita la deshidratación de la dermis y absorbe la suciedad acumulada en los poros.

¿Cómo cuidar el jabón? Debe reposar sobre una rejilla, jabonera o recipiente que no acumule restos de agua.

PESO: 140g

Jabón hidratante corporal grande

$480
Jabón hidratante corporal grande $480

Con aceite de coco, de almendras, de oliva y aceites esenciales, mes a mes fabricamos modelos nuevos por lo que cada jabón es único físicamente. Ultra hidratantes. Hechos artesanalmente a través de saponificación en frío, todos reposan durante cuarenta días hasta que su proceso de secado finaliza y su Ph (7) se adecúa a las necesidades de la piel.

Carbón activado con semillas: El carbón activado, tan popular desde hace un tiempo, en realidad no es una novedad ya que sus primeros usos datan de 1550 antes de Cristo en Grecia.  Es un producto poroso de origen vegetal con la cualidad de absorber toxinas. Tiene propiedades exfoliantes, combate las impurezas y la grasitud de la piel, afina los poros y elimina las células muertas.

Spirulina y semillas: La spirulina contiene vitamina A, E, hierro, calcio y fósforo. Actúa como un poderoso antioxidante de la piel, retrasando los primeros signos de envejecimiento de la piel, devolviendo a su vez tersura, nutrición e hidratación. A su vez tiene propiedades desintoxicantes, permitiendo la aceleración de la renovación de las células.

Avena: Con propiedades calmantes y antinflamatorias, la avena disminuye irritaciones en la piel, alergias o picores. Elimina las células muertas, exfolia, limpia, nutre y cuida la piel reseca o sensible. Regulariza el pH, evita la deshidratación de la dermis y absorbe la suciedad acumulada en los poros.

¿Cómo cuidar el jabón? Debe reposar sobre una rejilla, jabonera o recipiente que no acumule restos de agua.

PESO: 140g